top of page

Jardín sin mosquitos: técnicas que debes probar.


Independientemente de su especie, los mosquitos son unos insectos bastante molestos causantes de insufribles picaduras.

Aunque su mayor apogeo se suele dar en verano, en primavera ya empiezan a hacerse notar y es por esto que hoy os traemos este artículo con técnicas y consejos útiles para lidiar con ellos y poder disfrutar de tu

jardín sin tener que preocuparte por

su picadura.


Plantas repelentes de mosquitos


Haciendo referencia a Sun Tzu, "la mejor defensa es un buen ataque", por lo que no hay nada mejor que crear una barrera natural antimosquitos en tu jardín con plantas desagradables para estos insectos.


El limonero es una de las plantas más versátiles por la que puedes apostar. Este cítrico, no sólo te va a aportar sabor a tus comidas y un agradable aroma en plena floración, si no que además, segrega un aceite con propiedades comunes a la citronela, por lo que es también un repelente de mosquitos.




La citronela, considerada por excelencia la planta antimosquitos, posee un aroma cítrico similar al limón. Aunque también es conocida por sus usos terapéuticos, resulta tóxica para perros y gatos, por lo que hay que andarse con ojo en el caso de tener mascotas.




La menta y la albahaca son una excelente opción a la hora de ahuyentar insectos gracias a su intenso aroma, además de ser un gran condimento para tus platos.




La lavanda es una planta aromática de olor intenso y fácil cuidado, que actúa como repelente de mosquitos y da color y aroma a tu jardín.





Los geranios son unas plantas con coloridas y vistosas flores que se usa sobre todo en la decoración de espacios verdes, balcones y terrazas. No obstante, debido a su fuerte olor y al citronelol, se está usando cada vez más para combatir a los mosquitos.



El romero, más utilizado por sus propiedades culinarias y medicinales, es también una planta aromática que los insectos evaden debido a que posee una sustancia llamada geraniol, que les desagrada.





Las aves, tus mejores aliadas

Estas aves urbanas amenazadas por la destrucción de sus hábitats de nidificación y los plaguicidas, son expertas cazadoras de insectos, en especial, de mosquitos.


Nos referimos a la golondina, el vencejo y el avión común, tres especies insectívoras y migratorias que se encuentran en declive por la destrucción de sus nidos, ya sea por remodelaciones en los edificios, la construcción de estos con paredes lisas o bien, porque el nido ha sido creado en un balcón y el dueño no soporta que le llenen el suelo de excrementos durante unas semanas, por lo que opta por destruir el nido. Esta acción, aunque penada por la ley, no deja de ser común y recurrente.


En el caso de los vencejos, no es raro encontrar varios polluelos caídos del nido en la época de cría. Ante estos casos, aunque el primer impulso sea recogerlo y llevarlo a casa para salvarlo (esta buena acción puede costarte una multa), lo que hay que hacer es contactar con el Centro de Recuperación de Fauna más cercano o en su defecto, dirigirse con el animal a la Guardia Civil (SEPRONA) o a agentes forestales, para que ellos se encarguen de gestionarlo.


Por lo que si te encuentras con alguna de estas tres aves en tu jardín o casa, protégelas, ya que te van a ayudar a vivir libre de las picaduras de mosquitos y la presencia de otras plagas.


Velas, peluches y difusores


Para quienes gusten pasar las noches en su jardín, balcón, patio o terraza, en buena compañía o solos, sin mosquitos zumbándole al oído y picándoles en el brazo, cuello, pierna... A parte de las barreras naturales anteriormente mencionadas, las velas antimosquitos son una gran opción ya que contienen, en la mayor parte de los casos, citronela, que como ya hemos explicado, actúa como repelente para los insectos.


Para los más pequeños de la casa, existen hoy en día peluches antimosquitos con una durabilidad de hasta seis meses. No sólo tendrán un compañero de juego sino que también los protegerá de las molestas picaduras de los mosquitos.


Ahora bien, si no eres fan de las plantas aromáticas o las velas, un difusor es lo que estás buscando. Existe una gran variedad de ellos en el mercado y lo mejor es que son inoloros y su barrera de acción cubre una amplia superficie.



Si bien es cierto que hay otros medios más nocivos tanto para el medio ambiente como para tu salud, preferimos quedarnos dentro del margen natural y menos nocivo para combatir a los mosquitos.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page